¿Qué tipo de hotel es mejor para unas vacaciones con niños en Santiago?

Publicado el 31 de Marzo, 2018

Santiago es una ciudad ideal para pasar vacaciones en familia. La capital chilena está llena de actividades y sitios de interés para todas las edades, incluyendo a los más pequeños.

Entre los cientos de parques y plazas que podrás encontrar en Santiago, se destaca el Parque Bicentenario de la Infancia, ubicado en la ladera occidental del Parque Metropolitano, por sus divertidas actividades para niños, tales como visitar el Zoológico Metropolitano o ascender por el funicular del cerro San Cristóbal.

Sin embargo, no elegir un alojamiento adecuado para hospedarse con la familia podría arruinar todo un día de diversión. Por eso, hay algunos factores que debes considerar al momento de buscar hoteles para ir con niños, entre los cuales están:

Plan Familiar

Al momento de revisar tarifas, infórmate si en el hotel se incluyen niños gratis. Este tipo de planes son bastante favorables, pues los más pequeños no pagan, lo que se traduce en un aumento en la economía, ampliando las posibilidades durante el viaje.

Zona de niños

Si lo que buscas es diversión para grandes y chicos, el hotel en el que te hospedes debe contar con una zona en la que padres e hijos puedan compartir en torno a entretenidas y seguras actividades. Siendo así, una Zona de Niños -pensada para pequeños entre 3 y 12 años– es la instancia perfecta para que los padres puedan jugar y pasar un tiempo de calidad con los más chicos del hogar.

De esta manera, tus hijos jamás se aburrirán, pues esta instancia ofrece juegos tanto tecnológicos como análogos, estimulando el desarrollo de la creatividad.

Localización

Sabemos que, en una gran ciudad, estar cerca de todas las atracciones resulta complicado. Por ello, antes de elegir tu hotel, realiza un itinerario con todos los sitios que te gustaría visitar y -en base a ello- localiza un hotel que esté bien comunicado y céntrico.

Hoteles con piscina

Nada entusiasma más a un niño que zambullirse en una piscina después de un ajetreado día de paseo por la ciudad. Es conveniente que sea techada, por si se viaja en otoño-invierno, para así disfrutar del agua sin preocuparte por eventuales gripes.

Todos sabemos que los niños se vuelven locos por las piscinas, y si el hotel en el que te hospedas cuenta con una, la diversión de los pequeños estará asegurada mientras dure tu estadía.

Ahora ya sabes lo que tienes que tomar en cuenta al elegir hoteles para ir con niños y pasar unas vacaciones inolvidables en la bella ciudad de Santiago.

<< Volver
>> TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR